Image Image Image Image Image
Volver arriba

Arriba

Select a Page:
Más info
Leer Más...
Cueva de la Ramera Cueva de la Ramera

Cueva de la Ramera

Si hay un rasgo de la Serranía de Cuenca que llame la atención al visitante es la existencia de un paisaje muy singular, en el que abundan caprichosas formas geológicas que dan lugar a parajes de belleza misteriosa que incitan a la imaginación. Este espectacular paisaje, esculpido por la incansable labor del agua sobre las rocas se denomina kárstico y su formación se debe a la disolución de las rocas calcáreas que constituyen el sustrato mayoritario de esta región.

La Cueva de la Ramera es un conducto subterráneo que se sitúa colgado en el escarpe de la Hoz de Beteta, es un claro ejemplo de cueva kárstica con unas impresionantes vistas a uno de los cañones fluviales más espectaculares y bellos de la Serranía de Cuenca: el Monumento Natural de la Hoz de Beteta y Sumidero de Matasnos. Su acceso está restringido y solo se puede entrar acompañados de un guía, debido a lo delicado de las formaciones geológicas que alberga en su interior y a que constituye un importante refugio de quirópteros (especialmente murciélagos de herradura).

Un velo de oscuridad envuelve la belleza natural de la Cueva de la Ramera. De gran interés arqueológico por sus asentamientos prehistóricos, fue ocupada por los humanos desde el Neolítico, en la Edad del Bronce, hasta hace unos pocos siglos. Antiguamente existía una cornisa rocosa que permitía el paso, siendo usada como refugio para ganado. Un desprendimiento natural hizo inaccesible la entrada y hoy en días es necesario ascender por una escalera metálica para visitar la cueva.

Ocultas en la oscuridad de la cueva, las formaciones rocosas conocidas como espeleotemas, cuelgan del techo como carámbanos, brotan del suelo como setas y cubren sus paredes como láminas de una cascada. Estas son: estalactitas, estalagmitas, columnas, banderas, gours, incluso formas fascinantes que sólo encontramos en esta cueva, como son las milhojas.

 

Visitas turísticas a la “Cueva de la Ramera”

Aproximadamente el recorrido a pie es de un kilómetro, aunque la cueva tiene muchas más galerías que por motivos de seguridad no se puede acceder. Es aconsejable llevar calzado cómodo y algo de ropa de abrigo, debido a que la humedad es alta dentro de la cueva. La visita dura unos 40 minutos, tiempo en el que descubriremos sus caprichosas formaciones y sus rincones más bellos.

 Dificultad: Baja hasta la llegada a la escalera de acceso (de 20 m de altura) así como dentro de la cueva.

Horario:

Julio: Laborables de 10:00  a 13:30 h. Sábados y domingos  10:00-19:00 h.
Agosto: Todos los días de 11:00 a 20:00 h.
Resto del año: Sábados de 11:00 a 19:00 h. Domingos y festivos de 11:00 a 14:00 h. Cerrada de noviembre a marzo.

Para visitas concertadas cualquier día, llamen al 969 313 122 ó 699 962 820CAM01008

Precio:

Menores de 7 años: gratis
Adultos: 5,00 €

Acceso:
Se encuentra a 7 km de Beteta, en plena Serranía de Cuenca.  Desde el aparcamiento de la Fuente de los Tilos (km 46 CM-210)  se inicia paseo temático de la Cueva del Armentero que nos lleva hasta la escalera metálica de acceso (1,5 km aprox.).